Los adultos siempre necesitan explicaciones.
Pag. 12 El Principito